Imaginándose una cuidad conectada

Imaginándose una cuidad conectada

Domingo 17 de septiembre de 2006, por Philippe Boland
arton11-cb8a2 Pero aquí la realidad es muy triste, los puntos de conexión son muy escasos y ofrecen una conexión casi nula que no alcanza ni siquiera lo que llaman aquí banda ancha (512 Kb) y lograr conectarse es una operación muy compleja, el Wi-Fi en casa, pero afuera, aún es un sueño. Esto podría cambiar si se logra implementar aquí en Bogotá una red Wi-Fi unificada que permita a todos los miembros compartir su conexión. Cada uno desde su casa podría seder un poco de su conexión Internet permitiendo así a cualquiera conectase gratis en cualquier parte. La idea de un servicio comunitario inalámbrico no es tan entupida. Ya lo está promoviendo FON, una pequeña empresa española fundada en noviembre de 2005 por Martín Varsavsky, con el objetivo de construir una comunidad global de usuarios que compartan su conexión inalámbrica WIFI. Estas comunidades se organizan a partir de voluntarios que no tienen inconveniente en compartir el ancho de banda no utilizado, desde sus casas o sus empresas, mediante sus puntos de acceso Wi-Fi. El objetivo de FON es crear una red WiFi global (conexión de banda ancha inalámbrica) formada por los puntos de acceso de todos los usuarios que de este modo obtienen cobertura en cualquier rincón del planeta donde exista un punto de acceso FON. FON plantea precisamente industrializar este tipo de redes. El modelo de negocio se basa en la existencia de dos tipos de usarios; unos son "Linus", los "opensources" que contribuyen con el 3% de su ancho de banda ganando a cambio acceso gratis en cualquier lugar de la ciudad, los otros serían los "Bill Gates" que revenderían ancho de banda mediante Wi-Fi a cambio de dinero. ¿Cómo gana dinero FON? Vendiendo ese ancho de banda obtenido a ambos tipos de usuarios a cualquiera que quiera una conexión inalámbrica.
Soy Fonero (miembro de la Comunidad FON) tengo el #19031, y mi perfil es alien